‘Traigo cubreboca, ¿cómo me voy a enfermar?; vine por un 12 de cerveza

Cd. Victoria, Tamps; Ante la escasez de cerveza, habitantes de esta capital  abarrotaron un depósito, causando un caos y la intervención de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios debido a la violación de la sana distancia y las herramientas de protección contra el Covid-19.

En algunos otros casos consumidores se atrevieron a perseguir a repartidores y pararlos en plena vía pública.

En las afuera del depósito, localizado en la calzada General Luis Caballero cruce con José María Sánchez, al poniente de la ciudad, se observaron largas filas de hasta una manzana a la redonda.

Hombres y algunas mujeres con sus hijos se les vio cargando bolsas térmicas y alguno que otro con sus cartones de “caguama”.

Debido a la gran aglomeración agentes de la policía estatal arribaron al sitio para solicitar a los encargados del local a que cerraran ante posibles contagios de coronavirus.

Muchos de la fila comenzaron a insultar y exigir que les dejaran surtirse del líquido, al enterarse que se había cerrado.

Más tarde arribó personal de la COEPRIS y exhortó a los dueños bajar las cortinas y poner candados a las cortinas.

“No van a abrir, definitivo, por la situación, por no guardar la distancia, la prevención que solicita la Secretaria de Salud”, se lamentó Enrique De León, uno de los compradores.

 

“Yo opino, como quiera vendan, como quiera va haber. Iba a comprar un “doce” pues que ya no va haber venta por lo mismo que no hubo distancia”, agregó Yoslein Baena, otra de las clientas.

“Pues es alarmante, pues ya hace falta en esta cuarentena, la falta de alcohol. De primero compramos hasta un doce como el seis a 150 y aquí está a 110 el doce.” agregó.

Otro comprador comentó que acudió con su hermano y un primo.

“Hasta que digan aquí, no nos retiramos, el precio no sé, pero espero que si. Vamos a esperar hasta que abran. No importa, traemos cubrebocas”, resaltó.

“No importa que me enferme, cómo me voy a enfermar”, añadió.

Por su parte, Urusula Delgado, encargada del depósito señaló que el cierre se debió a que la gente no acató la sana distancia y por no traer cubrebocas.

“La verdad de las cosas, yo sé el problema o lo fatal que pueda ser esto, como tú lo dices, pude haber hecho el negocio de la vida; aun así no lo estaba haciendo, yo les dije precio unitaro, no me estaba yendo a extremos, estaba vendiendo a precio, se los dije un doce por persona y nada más”.

 

“Coepris entro y ya se fijó que estamos acomodando abarrotes que estamos limpiando vidrios que estamos lavando pisos ya checaron que no tengo cerveza, más que la chingona de 1.8 grados de alcohol y aun así la gente no se va. Voy a cerrar, tengo 45 días cerrado. hoy vine a recibir mi pedido de esa cerveza y agua. Hoy no hay venta ni mañana ni pasado, hasta junio o julio” sentenció.

Tamaulipas lleva más de un mes en que la cerveza se escaseó causando fuertes ganancias a revendedores.

Luego de que la gente supo de que algunos camiones salieron a la calle a repartir cerveza, su desesperación los llevó a perseguirlos en caravana, y en algunas de las situaciones, hasta pararlos en plena vía publica.

Ante esta situación, la COEPRIS y diversas autoridades reforzaron vigilancia y otras medidas de seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *